martes, 6 de noviembre de 2012

Pepephone a sus clientes

Por menéame me entero de un e-mail que Pepephone ha enviado a sus clientes. Sorprendente viendo cómo actúan el resto de las otras teleoperadores competidoras; aunque también pudiera ser que se tratara de un viral de estos que hay pululando por internet dando publicidad de la compañía en cuestión. Viendo el por culo que dan día sí y día también Telefónica Movistar, Orange, Vodafone, pues viendo este mail, no está de más darle algo más de difusión, más si vemos que algunos de sus clientes están muy satisfechos. Hay excepciones... parece:

Estimado cliente,
A partir de hoy incorporamos una nueva forma de ver los cosas en nuestra atención al cliente.

Aunque seguimos siendo una compañía pequeñita y tenemos pocas reclamaciones, cada vez son más, y está ocurriendo un efecto sorprendentemente ridículo que nos gustaría explicarte:

1.- Un cliente tiene un problema pequeño, por ejemplo, unas llamadas que él cree que no ha hecho.
2.- El cliente se enfada un poco, o mucho, como es lógico, al menos mientras no reciba una explicación (que casi siempre la hay).
3.- El cliente nos llama para reclamar. Nosotros atendemos la llamada, pero necesitamos tiempo para poder examinar todo y verificar si es correcto o se trata de un error.
4.- El cliente, entre tanto, está enfadado porque piensa que está pagando una equivocación nuestra (o de alguien) y, por su experiencia, presupone que las compañías de telecomunicaciones acabamos siempre toreando al cliente y jamás devolviendo el dinero.
5.- Nosotros, por nuestra parte, también estamos preocupados porque somos conscientes de ello y porque también sabemos que pueden pasar días hasta que un técnico nuestro pueda analizar la reclamación.
El resultado es que, por una incidencia menor, el cliente se enfada, nosotros nos estresamos y al final los dos salimos perdiendo.

En teoría esto no tiene solución porque siguiendo la práctica habitual en telecomunicaciones, si hay un error de facturación, hasta que no se demuestre lo contrario, el cliente paga y, si se le hace esperar mucho tiempo, incluso consigues que renuncie a la reclamación.

Como no queremos estar estresados ni que vosotros estéis enfadados, vamos a darle la vuelta a las cosas y los dos salimos ganando:

A partir de hoy siempre que un cliente tenga una queja o duda menor sobre la facturación tendrá la razón por defecto y se le devolverá el dinero automáticame nte . De esta forma, tú no tienes que hacer nada, ni siquiera enfadarte, y la presión para ver si el cargo era correcto o no recae en nosotros. Si no somos capaces de comprobar posteriormente que era correcto, los que perdemos el dinero somos nosotros. Y si tardamos tiempo, también. Eso sí, si posteriormente analizamos el cargo y te podemos explicar que era correcto, entonces te lo detallaremos y anularemos la devolución, tal y como entendemos que es justo. Si tardamos más de 45 días en averiguarlo, renunciaremos a ello.

Ahora el tiempo y las molestias sólo van en nuestra contra.

Esperamos que con esta forma de ver el problema tú como cliente estés más tranquilo. A cambio, nosotros estamos también más relajados porque, aunque todo el mundo piense lo contrario, agobia más tener detrás a un cliente enfadado que a un accionista

Gracias por tu confianza.

sábado, 29 de septiembre de 2012

La relevancia de lo que ocurre en España

Esta relevancia llega a todos sitios. Edición del jueves del diario británico económico Financial Times

Sobran las palabras. Y como este diario muchos más. ¿No os recuerda a lo que sucedía y sigue ocurriendo en Grecia? Check.

Está el mundo convulso

Está el mundo muy movido. Los políticos y sus medidas de ajuste no ayudan y encima las masas sociales empiezan a estar hastiadas de toda la situación. Veremos hasta qué punto somos capaces de aguantar. Como decía un profesor mío de económicas... " la gente seguirá así hasta que le falte el pan para sus hijos, entonces a quemar los leones del congreso."








El mito de Prometeo


El universo Alien es más complejo de lo que parece, más si vemos cómo se inició toda esta andadura con la excelsa primera obra cinematográfica de Ridley Scott del año 1978, obviando toda la literatura que existe a tal caso, poniendo como premisa una cinta donde la ciencia ficción y el género del terror se mezclaban a la perfección. Con el paso de los años, Scott ha visto con buenos ojos hacer una revisión a modo de precuela para dar respuesta a los orígenes de esta afamada saga. Sin entrar en vislumbrar numerosos detalles de la franquicia, es de recibo comentar el exacerbado estudio por el detalle que tiene Ridley Scott a la hora de filmar y de llevar a cabo sus proyectos-solamente tenemos que echar un vistazo muy pormenorizado a películas suyas como Blade Runner o El Reino de los cielos- en sus versiones director’s cut-. Con Prometheus esto se ha llevado a rajatabla.

Prometheus intenta ser un punto de partida a lo anteriormente expuesto y también intenta ser pretenciosa desde el punto de vista filosófico/existencial ya que no solamente se queda en explicar el origen del mortífero alienígena, sino que intenta abordar pilares tan importantes sobre qué somos, de dónde venimos y preguntas de ese estilo. Hasta esos límites ha querido llegar Scott en esta película. El mito del Prometeo- de ahí Prometheus- es de sobras conocida y narra las acciones de los dioses contra los humanos, creaciones suyas, por el uso del fuego, la creación de la caja de Pandora donde se guardaba todo esos males creados por los humanos dejando la esperanza como único fin a su salvación. Scott coge ese mito y basa su argumento potencial y lo asemeja a su magnífica obra: unos “ingenieros” (dioses) que nos han creado y descubren temerosos, llegados al caso, en qué nos hemos convertido. A través de toda esta retahíla se encuentra detalles de ciencia-ficción maravillosas sobre genética, recombinación, mutaciones, cuestiones orgánicas y biológicas, sin entrar en detalles específicos del mismo, y que puede que a más de uno le provoque divergencias, pero que dejan abierta a la imaginación qué nos ha querido enseñar el bueno de Ridley en esta ocasión.

A mí me parece una película sobresaliente. Dejando de lado el guión, que sí que puede tener puntos discutibles-que se encuentren detrás guionistas del nefasto nivel de Damon Lindelof hace echar para atrás a cualquiera- y que el desarrollo de algunos personajes no rayan a buen nivel, aunque el papel de Theron o el androide David son maravillosos, o que la situación dentro del punto de vista militar o de una expedición a un planeta situado en el "quinto coño" del Universo, tenga un comportamiento por parte de dichos miembros, algo más creíble; la cinta sí que intenta ser coherente al menos con todo lo que es el universo Alien, envolverlo en unas bases para después, en películas posteriores, desarrollar más ideas. Intenta dar una explicación o un punto de partida inicial para sucesivas películas, una trilogía o lo que sea. La fotografía es exquisita, ambientándose en un planeta lejano, y los parajes donde se desarrolla la acción, tanto la nave como donde se encuentra el quid de todo, fantásticos. Sigo sin comprender muchas de las críticas expuestas tanto por prensa en general como por aficionados y fanáticos de la saga Alien que han visionado esta película como si de otra película de Alien al uso se tratara o como si no pasara por alto según qué licencias. Se podría hablar mucho, pero mucho de esta película. Una de las pocas obras que he visto recientemente que genera debate y más debate.

viernes, 24 de febrero de 2012

El tema de la investigación en España

Interesante a la par que triste todo lo que rodea a la investigación en España. Amaya Moro-Martín en la revista Nature establece una serie de puntos que son, no solamente recomendables de leer, sino de obligada atención y dedicatoria. Gracias al blog La Ciencia y sus Demonios por la traducción:

España ya no tiene Ministerio de Ciencia. En los últimos días del 2011 el nuevo gobierno transfirió esta competencia al Ministerio de Economía y Competitividad, un departamento que no parece el más adecuado para esta labor. Ciencia ha sufrido recortes de presupuestos de 1.03 millones de euros (1.438 millones de dólares). Ese es un alarmante indicio de los sacrificios que este nuevo gobierno exige a la ciencia para los próximos presupuestos que verán la luz en marzo del 2012. Esta es la primera vez que las palabras “ciencia” e “investigación” desaparecen del organigrama de cualquier departamento gubernamental. No es sólo un acto simbólico, es un signo deliberado del papel que algunos quieren que juegue la ciencia. La línea oficial está clara: la ciencia no es una prioridad para España. Por supuesto, en estos momentos estamos inmersos en una profunda crisis económica y se necesitan medidas de austeridad y ahorro. Sin embargo, medidas irracionales y draconianas, como las que ha tomado respecto a la ciencia, producirán un daño muy serio sobre las infraestructuras científicas y envía un mensaje contradictorio a países que podrían ser potenciales inversores. El resultado final puede ser una economía centrada en conocimientos tomados prestados del exterior en lugar de estar basada en aquellos resultados producidos en nuestro país.

Los problemas no solamente proceden del presente gobierno, la anterior administración intentó aprobar una ley kafkiana en la que las universidades públicas crearan un sistema de evaluación de méritos que disminuía la importancia de la investigación y la transferencia tecnológica. En esa misma ley se intentaba establecer que los sindicatos podrían negociar los criterios para la elección del profesorado, para que las carreras académicas fueran más “predecibles e igualitarias”. Eso hubiese significado el fin de la meritocracia. Además, el incremento de burocracia que se quería poner en marcha pondría en jaque a cualquier administración universitaria. El anterior gobierno también se negó a establecer un auténtico sistema “tenure-track” en los centros de investigación y las universidades públicas, afirmando que ese sistema sería inconstitucional al quebrar el principio de “igualdad” requerido en los concursos de acceso a plazas fijas. Esa es la consecuencia de la estrechez de miras de los investigadores de centros públicos de España, donde todos ellos son funcionarios, lo que es tremendamente inapropiado para las tareas de la investigación. Al gobierno le gusta afirmar que posee un sistema equivalente al “tenure-track”: el programa Ramón y Cajal. Iniciado en el año 2001, es el único programa que atrae a científicos de alto nivel que trabajan en España y en el extranjero.

Sin embargo, los recortes drásticos en la contratación de los últimos tres años, así como la anunciada congelación en la contratación para este año, rompen por completo con ese modelo de “tenure-track”. Las perspectivas son tan desalentadoras que algunos de mis colegas españoles que están en la actualidad trabajando en Estados Unidos han renunciado a solicitar plazas dentro del programa Ramón y Cajal. La falta de contratación de científicos es suicida. Los científicos que se jubilan no son sustituidos. A diferencia con lo que ocurre en otros países del entorno europeo, España apenas posee un tejido industrial capaz de absorber los investigadores altamente cualificados que se están formando, por lo que muchos de ellos no tendrán otra opción que marchar al extranjero a continuar su carrera. Este país sufrirá por tanto, una sequía de cerebros generacional que se traducirá en una pérdida en innovación, inspiración y credibilidad. El daño para decisiones de este tipo tardará varias décadas en revertirse. El gobierno está en estos momentos pisoteando las esperanzas que los investigadores tienen puestas en el futuro. Los procesos legislativos podrían mejorar esta situación, sin embargo el gobierno ha eliminado de cuajo dos comisiones de política científica, la del Congreso y la del Senado. La legislación debe moverse para permitir que las universidades y los centros de investigación puedan tener financiación privada y crear una agencia de investigación nacional con financiación sostenida en el tiempo. Se requiere algo así con urgencia, donde los cambios drásticos e impredecibles desaparezcan en beneficio de una planificación sostenida en el tiempo y mantenida durante muchos años. Se debe coordinar el actual sistema anárquico, con 18 modelos diferentes (la de 17 comunidades autónomas más un gobierno central), para obtener uno capaz de solucionar los problemas nacionales. España debe llevar su actual inversión (1.39% del producto interior bruto) hasta la media europea (2%) y acercarlo al objetivo del 3% que aconseja las estrategias del Consejo de Lisboa del año 2010. Se requiere un consejo científico similar al Wissenschaftsrat alemán, constituido por científicos que han sido elegidos por científicos, capaces de diseñar las líneas estratégicas de futuro de la ciencia nacional.

La situación de España recuerda el eslogan de la última película de la saga Misión Imposible: “sin plan, sin vuelta atrás, sin alternativa”. España no debe permitirse el lujo de seguir esas directrices. Sin una estrategia, no hay planes, y sin una agencia independiente de la política bien financiada, no hay vuelta atrás. Mientras tanto el sistema actual sigue haciendo de la investigación en España una misión imposible.

miércoles, 21 de diciembre de 2011

15 aniversario de la muerte de Carl Sagan

15 años hace ya. Un excelente divulgador científico, un magnífco exobiólogo, un estudioso de lo desconocido, un excelso asesor científico, como su trabajo en la obra maestra de Stanley Kubrick, 2001: Una Odisea en el espacio. ¿Qué podemos decir que no se haya destacado ya de este hombre? Rendirle homenaje con la última entrevista que concedió:
Son tres partes. La entrevista no tiene desperdicio. A mí personalmente también me encantó esta entrevista a tres bandas realizada además de a Carl Sagan, a dos genios más, Arthur C. Clarke y el maravilloso Stephen Hawking.

martes, 20 de diciembre de 2011

El PCPE sobre la muerte de Kim Jong-il

Hace unas horas expuse un par de videos resaltando cómo el pueblo norcoreano se expresaba por la muerte de su "Dios" Kim Jon-il y cómo una periodista daba la noticia, haciendo rememorar, al menos a algunos españoles, la noticia del fallecimiento de Franco por parte de Arias Navarro. Podéis leer algo más de información en la entrada expuesta por Enrique en Cuando los diques ceden o el texto de Ramón Lobo en su blog internacional en El País.

Personalmente y como no podía ser de otra manera, os traigo otra curiosidad más, otra repercusión tras la muerte de tal magnánime criatura fallecida, la carta o nota de condolencia del Partido Comunista de los Pueblos de España, un despiporre de tres pares de cojones.

Mensaje de condolencias del PCPE ante el fallecimiento del camarada Kim Jong Il, Secretario General del Partido del Trabajo de Corea y presidente de la Comisión de Defensa Nacional de la RPDC 

A los camaradas del Partido del Trabajo de Corea, al pueblo de la República Popular Democrática de Corea: 

En nombre del Comité Central del Partido Comunista de los Pueblos de España, quiero transmitirles nuestro más sentido pésame y nuestras profundas condolencias ante el fallecimiento del camarada Kim Jong Il, Secretario General del hermano Partido del Trabajo de Corea y Presidente de la Comisión de Defensa Nacional. 

Los y las comunistas de España, junto con el resto de revolucionarios y revolucionarias del mundo, queremos transmitir al pueblo coreano y a su Partido nuestro apoyo y solidaridad ante este trágico suceso. 

Recordaremos al camarada Kim Jong Il como el dirigente que dedicó todos sus esfuerzos a defender y desarrollar el proceso de construcción socialista en la República Popular Democrática de Corea, así como a avanzar en la reunificación del país dividido tras la intervención imperialista y la guerra posterior. 

Es en estos momentos cuando muy especialmente queremos trasladarles toda nuestra solidaridad y apoyo fraternal, puesto que las potencias imperialistas, aprovechando el fallecimiento del camarada Kim Jong Il, aprovecharán la oportunidad para intensificar la campaña anticomunista, dirigida no sólo contra la RPDC, sino contra todos los y las comunistas del mundo. 

Camaradas, el PCPE apoya firmemente el proceso de construcción socialista coreano y rechaza todo tipo de injerencias externas en los asuntos de un país que es ejemplo de dignidad e independencia frente a los ataques del imperialismo. 

Aprovechamos para reiterar nuestro más sentido pésame y rogamos trasladen nuestras condolencias a la familia del camarada Kim Jong Il. 

¡Viva la República Popular Democrática de Corea! 

Camarada Kim Jong Il, ¡presente!

No sé si las posturas ideológicas están por encima de las personas, de sus actos y de las repercusiones de toda su acción en el norte de Corea, no lo sé. No me extraña cuando la propaganda oficial ha sentenciado que Kim Jong-il ha escrito 1.500 libros, seis óperas y que era un auténtico maestro jugando al golf, incluso cuando jugó por primera vez. Después todo la parafernalia que rodea a determinados partidos políticos, si se le puede llamar así.

¿Cómo puede ser posible que gente que desaprueba el fascismo, las matanzas que realizaron nazis y japoneses durante la Segunda Guerra Mundial en cambio ven con buenos ojos cosas realizadas y ejecutadas por Stalin? Stalin por poner un ejemplo... porque con Kim Jong-il exactamente lo mismo, solamente tenemos que pasarnos por infinidad de foros. Ah sí, lo que decía antes... la ideología por encima de todo. Parece que el PCPE obvia los sucesivos informes de Amnistía Internacional publicados en la última década sobre lo acaecido en el Norte de Corea. Pero qué más da. Eso no vale si va en contra de nuestras posturas más arraigadas.

Los lloros del pueblo norcoreano

Me imagino que todos sabréis que Kim Jong-il ha fallecido por fatiga física durante un viaje en tren. Uno menos en este mundo. Lo curioso son los lloros del pueblo norcoreano, parecidos a las quejas y penas por la muerte de Kim Il-sung en el año 1994. Y una presentadora de la televisión anunciando la muerte del dictador. Arias Navarro se queda en bragas...

Recomendación de documentales de la WWII

3 series documentadas de temática histórica basados en la Segunda Guerra Mundial. Creo que los 3 mejores que he visto, además con buen material, algunos de ellos, inéditos.

El mundo en guerra, creado por Jeremy Isaacs y narrado por Lawrence Olivier

 Apocalipsis: La Segunda Guerra Mundial, realizado por Isabelle Clarke y Daniel Costelle.

 Archivos Perdidos: La Segunda Guerra Mundial. Aquí todo el material de producción, editores, etc.